Cómo eliminar la grasa localizada

Cualquier persona con grasa localizada tiene el deseo de eliminarla para poder sentirse más guapo o atractivo así que en este artículo vamos a conocer diferentes métodos para eliminar la grasa localizada.

Por si no lo sabes, la grasa localizada son depósitos o acumulaciones de células grasas en una determinada zona del cuerpo. Esto hace que aumente el volumen de la zona y afecte a la silueta. Normalmente la grasa localizada se suele concentran en zonas como el abdomen, las caderas, los glúteos o los muslos, pero es habitual en los tobillos, los brazos o la cara.

  • Ejercicio físico y dieta

La forma natural para eliminar la grasa localizada es mediante la práctica de ejercicio de manera regular junto a una dieta saludable y equilibrada. Se pueden realizar rutinas de ejercicio específicas para activar la zona donde más se acumula la grasa, pero es imprescindible acompañar el ejercicio de hábitos saludables.

No obstante, en algunos casos puede no ser suficiente el ejercicio y la dieta para eliminar la grasa. En esos casos se recomienda combinar con alguno de los métodos siguientes.

  • Mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento de medicina que ofrece diferentes beneficios, entre los que hay que destacar la eliminación de bolsas de grasa localizada. No obstante, también es bueno para reducir la celulitis, bajar de peso, rejuvenecer la piel o incluso luchar contra algunos tipos de alopecia.

¿Pero en qué consiste? Pues la mesoterapia es un tratamiento en el que se realizan microinyecciones de distintos medicamentos o sustancias ricas en vitaminas y sales minerales. La sustancia inyectada dependerá del objetivo de cada paciente.

Lo mejor de la mesoterapia es que es un tratamiento indoloro y que se pueden ver los efectos en el cuerpo tras pocas sesiones. Sobre el número de sesiones en función del objetivo o la situación del paciente serán necesarias más o menos. Pero en cualquier caso lo mejor es seguir las indicaciones de los profesionales.

  • Maderoterapia

La maderoterapia es el tratamiento de moda que todo el mundo quiere probar gracias a los increíbles resultados que aporta a algunas personas y que está creciendo como la espuma y se puede realizar en centros de estética o incluso clínicas de fisioterapia.

Como su propio nombre indica la maderoterapia es una técnica que emplea diferentes instrumentos de madera para realizar masajes en el cuerpo. Los masajes suelen ser bastante enérgicos para poder activar la zona de aplicación, aunque también aportan relax y una sensación de bienestar o de calma.

Son varios los beneficios que puede ofrecer la maderoterapia entre los que hay que destacar que se emplea especialmente para eliminar las bolsas de grasa y dar forma a la silueta, aunque también es beneficiosa para reducir la celulitis, favorecer la circulación sanguínea o combatir algunos dolores musculares, especialmente en la zona de la espalda o del cuello.

Al igual que ocurre con otros tratamientos y terapias en función de la situación inicial de cada paciente y sus objetivos serán necesarias más o menos sesiones. Pero si el objetivo es reducir las bolsas de grasa ya se pueden apreciar resultados visibles tras la primera sesión.

  • Tratamiento con Aqualix

El tratamiento con Aqualix es otra forma de reducir la grasa localizada. “Aqualix es una sustancia acuosa que se encuentra presente en el cuerpo y es reabsorbible. El tratamiento con esta sustancia tiene el objetivo de eliminar la grasa localizada sin tener que pasar por quirófano ya que destruye los adipocitos, es decir, las células de grasa. Si bien hay que indicar que este tratamiento no lucha contra el sobrepeso o la obesidad. Simplemente ayuda a eliminar los cúmulos de grasa”, explican desde Clínicas de Medicina Estética Rosa Bonal, en cuyos centros ofrecen este tipo de tratamiento.

El tratamiento con Aqualix consiste en inflitrar el producto en la zona con una aguja fina y con un único pinchazo. La sustancia elimina de forma natural los lípidos a través del sistema linfático. Normlamente se suelen necesitar tres sesiones para poder conseguir el efecto deseado y entre cada sesión se suele esperar un mes.

Es un tratamiento no doloroso y que ofrece resultados satisfactorios sin la necesidad de tener que pasar por quirófano. No obstante, como cualquier tratamiento puede presentar unos resultados u otros en cada persona.

Estos son los principales métodos para eliminar o al menos reducir la grasa localizada. Pero para conseguir el mejor resultado posible se recomienda combinar los métodos con la práctica de ejercicio físico una dieta equilibrada y saludable.

Deja una respuesta